Blog

16. mar., 2017

AUTOESTIMA

Hay muchas maneras de afrontar la realidad, de responder a ella cuando nos afecta y eso dicen que viene dado por la autoestima.

Alguien (un tal Branden) (1) la definió como “la disposición a considerarse a uno mismo competente respecto de los desafíos básicos de la vida, y sentirse merecedor de la felicidad”, lo que no es demasiado clarificador, ya que deja el concepto abierto a la complejidad y a matices diversos y confusos, en cierta manera, porque entendida así parece claro que tener una buena autoestima facilita la estabilidad emocional pero también nos dice que la autoestima es una variable dependiente del mundo social, esto, del reconocimiento de los demás y no de uno mismo, ni del entorno personal, o del talento.

Por ello quizá sea mejor dar la vuelta a la cuestión y recurrir a las variables que más claramente ayudan a poseer una buena autoestima.

  1. Vivir en el aquí o en el ahora, o, si se prefiere, vivir conscientemente.
  2. Aceptarse a uno mismo
  3. Acepar las propias responsabilidades
  4. Ser coherente con las necesidades, valores, sueños…
  5. Vivir con visión propia, con propósitos definidos
  6. Ser íntegro o vivir de acuerdo con nuestros valores 

En todo caso ahí queda el apunte, porque en esencia ese es el propósito vital que nos anima y da fuerza en este periodo temporal.

  

(1) Branden, N. (2011): Los seis pilares de la autoestima. Paidos. BB.AA.