19. abr., 2017

Texto

ESCRIBIR

 “A estas alturas de mi vida mantengo una frontal oposición a que ninguna autoridad decida por mí qué debo pensar, qué debo decir, qué debo callar. En consecuencia, estoy en franca rebeldía contra dogmatismos y adhesiones inquebrantables, ejerzo mi derecho a disentir, sea o no de quienes forjan la ortodoxia.”

Estoy en franca y total comunión con lo dicho por Ángel Fierro y también escribo, como decía él mismo,:

 “para liberarme de cuantos tienen monopolizada la verdad, en su propio provecho, y porque conviene reivindicar la diferencia entre ser inocente y ser ingenuo”.

Hay tanta dignidad en labrar el campo como en escribir un poema, porque la dignidad reside en el corazón y en la actitud del hombre, no en la descripción de su trabajo.